was successfully added to your cart.
Actividades

AUR – ADOPTA UN RÍO

By octubre 9, 2017 No Comments

El Programa Adopta Un Río (AUR), de AEMS – Ríos Con Vida, es un programa principalmente orientado al voluntariado. Nació a principios de la década de 1990 con el objetivo de sensibilizar, formar e implicar a la población, especialmente a los ribereños, en la protección, cuidado y mejora de su río cercano, desde el conocimiento del funcionamiento del ecosistema y de las relaciones que mantienen con su entorno natural. Hasta el momento, los distintos grupos locales de AEMS – Ríos con vida han puesto en práctica programas AUR en los ríos Turia (Valencia y Teruel. 1990-94); Ter (Girona. 1990-92); Palancia (Castellón. 1992-94); Madarquillos (Madrid. 1993-94), Pusa (Toledo. 1994-1997) y Alto Palancia (Castellón y Valencia 1996-1997; 2000-2003).

El Programa Adopta Un Río comienza por llevar acabo un estudio básico del río, para diagnosticar los problemas que sufre y definir posibles soluciones. Con la información obtenida se diseñan y ponen en práctica diversas actividades educativas y formativas, actuaciones de mejora o restauración del hábitat fluvial, etc., en las cuales se procura la participación de adultos, jóvenes y niños del entorno ribereño (charlas y cursos de ecología fluvial, retirada de basuras, revegetación de riberas, mejora de las condiciones de caudal, refugios y frezaderos para la fauna acuática, etc.). Este conjunto de actividades favorece el encuentro de la población local con su río y la generación de alternativas de uso compatibles con su conservación y mejora.

Prólogo

Durante las Jornadas de AEMS en Covarrubias (Burgos), allá por el año 1988, vio la luz por primera vez un recién nacido, nuestro programa Adopta Un Río (AUR). La idea estaba clara, queríamos propiciar que grupos de personas interesadas por la conservación de la salud de los ríos pudiesen “adoptar un río”, tal como se hace con un niño, educándose en conocerlo, visitarlo y defenderlo. Cualquier programa Adopta Un Río empezaría con una fase de estudio de al menos un año, para poder observar el río en cada estación y conocer  su verdadera situación y problemas, definiendo las acciones que se deberían realizar para su mejora, con la intención de proponerlas a las Administraciones competentes y otros agentes implicados, y procurando su cumplimiento con la cooperación de todos.

Al principio, el “manual” para la aplicación del programa Adopta Un Río era muy escueto, veinticuatro hojas escritas a máquina y fotocopiadas donde, tras una llamada a la acción, se disertaba breve y básicamente sobre la organización de la vida en un río, se daban argumentos y criterios posibles sobre recuperación de ríos para la vida salmonícola, una visión de la sucesión ecológica que se producía aguas abajo de un vertido, y se incluía una herramienta de control de la calidad biológica del río, el índice BMWP’ adaptado por J. Alba-Tercedor y A. Sanchez-Ortega a partir del índice de Hellawell (1978). Así, en 1990 arrancan los primeros programas Adopta Un Río en el alto Turia (Valencia y Teruel. 1990-94) y en el Ter (Girona. 1990-92). Ya desde las primeras fases del examen diagnóstico se veía que estos programas podían y debían servir para sensibilizar, formar e implicar a diversos colectivos interesados y, particularmente, a los ribereños, en la protección, cuidado y mejora de “su” río cercano. Siempre partiendo de observar y estudiar in situ el funcionamiento del ecosistema en relación con las actividades humanas que de forma concreta le afectan.

proyecto VolcanEn cuanto a los resultados operativos de la aplicación del Programa, no tardamos en darnos cuenta de que todo Adopta Un Río necesitaba la dirección y firma de un técnico titulado en la materia para que nuestros estudios y desvelos pudieran tener alguna fuerza ante las Administraciones competentes. Siempre intentando aprender de las experiencias anteriores, sacamos adelante con bastante dignidad sucesivos programas Adopta Un Río: Palancia (Castellón. 1992-94), Madarquillos (Madrid. 1993-94), Pusa (Toledo. 1994-1997), y Alto Palancia (Castellón. 1996-1997).

Por otro lado, la práctica nos iba mostrando que necesitábamos ampliar y mejorar la información y los materiales didácticos que aportábamos. Entonces comenzamos a repartir múltiples separatas sobre ecología de los ríos, biología y conservación de especies, variedad de índices biológicos, analítica de las aguas etc., etc. Tanto deseábamos facilitar las cosas a los más profanos en la materia, que les inundábamos de material fotocopiado que se tenían que repartir para leer entre el grupo… Estaba claro que, tal y como lo teníamos planteado, el programa Adopta Un Río podía funcionar razonablemente bien con personas adultas, sobre todo si eran inquietas y estaban interesadas en el tema, pero resultaba poco asequible para los jóvenes. Siendo la educación de estos jóvenes uno de los objetivos básicos del programa, era esencial disponer de instrumentos didácticos adecuados a esas edades. Entonces apareció en escena nuestro querido compañero Alejandro Viñuales. Una tarde de verano, en Peralejos de Las Truchas, junto al río Tajo, bajo la sombra de los árboles de la zona de acampada, en conversación con él, su esposa y unos pocos compañeros de la Asociación quedó Alejandro prendido para el programa Adopta Un Río. La idea le debió gustar, ya que prometió confeccionar un manual didáctico aplicado a la educación juvenil, lo que transcurrido algún tiempo había cumplido a la perfección. Otro tanto tardó AEMS-Ríos con Vida en poder editar el libro pero ahora, en 2003, Año Internacional del Agua Dulce, por fin disponemos de nuestra esperada Guía DidácticaAdopta Un Río(AUR).

El manual que tienes en tus manos recoge el espíritu y la idea original del programa Adopta Un Río. Con un lenguaje sencillo y ameno a la vez que riguroso, nos orienta en el estudio y las prácticas en el río. Aunque se escribió hace ya algunos años, pensamos que sigue teniendo total vigencia. Si bien sus principales destinatarios finales son los jóvenes en edad de Secundaria o Bachillerato, puede aplicarse igualmente a cualquier colectivo de personas no especialistas interesadas en el conocimiento y defensa de los ríos. Aún reuniendo los requisitos de una guía para el profesor, su estilo sencillo y ameno la hace directamente asequible y atractiva a alumnos curiosos. Hay pues que dedicar esta Guía Didáctica Adopta Un Río (AUR) con especial cariño a los educadores en general (progenitores, profesores, monitores, etc.), porque de ellos depende en gran parte su utilidad práctica al ser quienes motivan y orientan el aprendizaje cotidiano de los jóvenes. La sensibilización y educación ambiental son vitales para el futuro de los ríos y la naturaleza en general, y por eso esperamos que este pequeño manual facilite la enseñanza del río a todas aquellas personas que, d e uno u otro modo, ejercen una función educativa con gente joven. Así también, y especialmente, deseamos que pueda ayudar a profesionales de la enseñanza de toda índole a desarrollar unidades didácticas, clases experimentales y salidas de campo enfocadas al descubrimiento del agua, los ríos y nuestra relación con ellos.

Proyectos

1) Restauración de frezaderos en el Alto Tajo

actividadesVoluntariadoOct0

AUR Ato Tajo

Durante los años 2008-2009 hemos participado en un proyecto del Programa de Voluntariado en Ríos del Ministerio de Medio Ambiente. Esta zona del Alto Tajo se encuentra muy afectada por la colmatación del lecho fluvial ocasionada por los vertidos de las minas de caolín, material que literalmente encementa el lecho fluvial y degrada la vida acuática, impidiendo que las truchas encuentren alimento y lugares de reproducción.

En la documentación del proyecto encontrarás todas las características de este proyecto, en el que han participado personas venidas de muy variados lugares.logo_progrvolunrios

Accede aquí al Informe Final del proyecto

Accede aquí al video explicativo del proyecto

Accede aquí al documental “Voluntarios por el Alto Tajo”

¡Consigue el DVD con todos los documentales, el Informe final del proyecto, y otros extras, incluyendo el reportaje del proyecto Adopta Un Río: Bidasoa!. Pídelo a nuestra oficina en oficina@riosconvida.es

 028DVDAltoTajo

AUR Alto Tajo

AUR Alto Tajo


2) Proyecto AUR Bidasoa

AURBIDASOAEl Proyecto “Adopta Un Río: Bidasoa (AUR Bidasoa)” ha contado con el apoyo de más de 1.000 clientes de Caja de Navarra (CAN), consiguiendo el 100% de la ayuda solicitada para desarrollarlo, dentro de la campaña “Tú eliges, tú decides 2006” de la Fundación Caja de Navarra.

AUR Bidasoa es un Proyecto Local de Voluntariado dedicado al estudio, diagnóstico, sensibilización, educación y mejora ambiental del ecosistema fluvial del río Bidasoa, con sus elementos naturales y humanos, dentro de la Comunidad Foral.

Accede aquí al video descriptivo del proyecto AUR Bidasoa 

Este proyecto está dedicado a la memoria de Walter Lockhart, ex Presidente y socio honorario de AEMS-Ríos con Vida, gran inspirador e impulsor del programa AUR y de este Proyecto.

El Bidasoa y sus problemas

Mapa de obstáculos para el salmón atlántico. Río Bidasoa

Mapa de obstáculos para el salmón atlántico. Río Bidasoa

Con una superficie total de 710 km2 la cuenca del Bidasoa discurre casi por completo en territorio navarro (684 km2). Cuenta con unos 105 ríos permanentes, sumando en torno a 497 km fluviales, 64 en el curso principal.

Con precipitación media de unos 1770 mm en la cuenca, la aportación media anual en el tramo bajo del Bidasoa (Endarlaza) se sitúa sobre 865 hm3, con un caudal medio de 27,5 m3/s.

El territorio del Bidasoa es agreste y rural, ocupado casi el 80% por superficie forestal, de la cual más del 43 % corresponde a frondosas autóctonas, el 23% a monte bajo y un 12 % a plantaciones de coníferas. Por otro lado, el 20% del suelo restante se dedica principalmente a pastos y escasos terrenos de cultivos en las vegas fluviales.

En la cuenca viven unas 22.000 personas, suponiendo 30 habitantes por cada km2. Cerca del 70% de la población residente en la cuenca trata sus aguas residuales en depuradoras (EDAR), aunque los vertidos urbanos, depurados o sin depurar, pueden llegar a resultar muy perjudiciales en épocas de estiaje, agravados por las continuas derivaciones del caudal del río.

Seguramente el principal problema ambiental del Bidasoa son las 28 centrales hidroeléctricas activas que se distribuyen por 90 kilómetros de cauces dentro de la cuenca. Pero el número de presas o azudes existentes asciende a 114, de los cuales el 63% impiden o dificultan el paso de los peces migratorios. Hoy sólo es accesible al salmón en torno al 40% de su área potencial de reproducción y crecimiento en el Bidasoa. En numerosos tramos, las barreras y embalses se suceden continuamente, alterando el hábitat natural.

Otro grave problema de los salmónidos del Bidasoa es la sobrepesca, con la presión más fute y concentrada sobre los salmones más grandes, de varios inviernos de mar, que se capturan antes de que puedan desovar pese a ser la mejor garantía de supervivencia de su población.

 

Peces del Bidasoa

En el Bidasoa viven un total de 11 especies de ictiofauna autóctona: anguila (Anguilla anguilla), salmón (Salmo Palar), trucha (Salmo trutta), cavilat (Cottus gobio), lobo de río (Barbatula barbatula), piscardo (Phoxinus phoxinus), gobio (Gobio lozanoi), lamprea marina (Petromyzon marinus), sábalo (Alosa alosa), platija (Platichthys flesus) y lisa (Chelon labrosus), algunas de ellas amenazadas y de alto interés como el cavilat y el salmón atlántico; y todas ellas catalogadas como Vulnerables en el Libro Rojo de los Peces Continentales de España (Doadrio, 2001). Además, existe una especie de ictiofauna autóctona en la cuenca del Ebro, la madrilla (Chondrostoma miegii), introducida en los últimos 30-40 años probablemente en el tramo más bajo del Bidasoa y que se ha ido expandiendo aguas arriba.

Fin y Objetivos

AUR Bidasoa promueve el acercamiento de la sociedad a los ríos de la cuenca y su problemática, y la participación activa de la población en su conservación y restauración.

  1. Reunir el conocimiento científico sobre el medio natural y humano de la cuenca, interpretándolo en clave de diagnóstico con propuestas para conservar y mejorar el estado ecológico del río.
  2. Extender el conocimiento sobre el ecosistema fluvial en relación con el asentamiento humano. Rescatar la memoria histórica del río (usos tradicionales, toponónimos, etc.).
  3. Concienciar a la ciudadanía y especialmente a la población local, en el conocimiento, aprecio y cuidado del ecosistema.
  4. Implicar a la ciudadanía en el conocimiento participativo del río a través del programa de voluntariado, aportando labores de diagnóstico y mejora ambiental.
  5. Promover medidas, acciones y acuerdos para la sostenibilidad entre las administraciones, agentes sociales y ciudadanos implicados o interesados en el ecosistema.

Actividades

Las actividades del Proyecto AUR Bidasoa siguen las fases básicas del Programa Adopta Un Río, de AEMS-Ríos con Vida.

Estudio Diagnóstico

Reunirá la información de estudios o trabajos existentes sobre el ecosistema del Bidasoa, integrando aportaciones científicas y sociales. Incluye información de entrevistas y cuestionarios realizados a pescadores, escolares, población local, asociaciones, agentes medioambientales, gestores, etc.

El estudio diagnóstico dará lugar a un Informe de conclusiones, que será presentado en las Jornadas AUR Bidasoa.

Educación ambiental

Jornadas de educación y participación ambiental al aire libre, con voluntariado local y regional, dirigidas especialmente a la población local.

Actividades de Voluntariado

  • Recorridos fluviales. Recorridos a pie por distintos tramos fluviales de la cuenca, con voluntariado local y regional, para el diagnóstico participativo del ecosistema. Fechas de la actividad: 28 de julio, 17 de agosto, 22 de septiembre, 6 de octubre, y 20 de octubre.
  • Un día en el RíoJornadas de educación ambiental sobre el ecosistema fluvial abierta a todas las edades, impartidas por monitores ambientales y voluntariado especializado. Actividades prácticas: muestreos didácticos de la calidad del agua, hábitat, vegetación y fauna del macrobentos, identificación de muestras, realización de paneles y juegos interactivos, etc. Fechas de la actividad: 21 de julio, y 8 de septiembre.
  • Juega limpio con el Río. Jornadas de limpieza de Residuos Sólidos Urbanos en varios tramos de la cuenca, con voluntarios externos, especialmente población local, escolares, etc. Fechas de la actividad: 25 de agosto, y 15 de septiembre.

tablaAurBidasoaJornadas AUR Bidasoa

Facilitarán la participación y aportación de los agentes o actores implicados e interesados en el uso, conservación y gestión fluvial: investigadores, administraciones, usuarios, asociaciones y otros colectivos. Las Jornadas mostrarán la riqueza y los problemas ambientales del ecosistema fluvial del Bidasoa, y expondrán los trabajos y actividades realizados dentro del Proyecto, avanzando en la Campaña para la adopción del río por parte de instituciones y ciudadanos. A celebrar probablemente a finales del próximo mes de noviembre, en próximas semanas se anunciarán las fechas definitivas.

Campaña de Adopción

A la Declaración de Adopción del Río Bidasoa, elaborada con la mayor participación y consenso social, a partir de las conclusiones de las Jornadas, le seguirá la firma de un Contrato de Adopción del Bidasoa, por el cual los firmantes se comprometen a fomentar o cooperar en acciones para dar a conocer y querer, cuidar y recuperar el ecosistema fluvial.

Las exposiciones y conclusiones de estas Jornadas, junto al informe de las actividades realizadas dentro del Proyecto, darán lugar a una publicación que se distribuirá a todos los participantes e interesados en el proyecto.

¡Mójate con nosotros!… en el río Bidasoa

NOTA: La organización facilita a los voluntarios participantes material para el desarrollo de las actividades, y se hace cargo de todos los gastos derivados de su transporte, manutención y seguros obligatorios.

AUR Bidasoa es un Proyecto desarrollado por AEMS-Ríos con Vida y AEMS-Ríos con Vida de Navarra. Como organización invitada, participa también la Asociación Navarra de Pescadores a Mosca (ANAPAM).

Todos los materiales de difusión pública de este proyecto se realizan en edición bilingüe: español-euskera.

INFORMACIÓN:

AEMS-RÍOS CON VIDA
C/ Fuente los Gallegos, 3
El Tiemblo (Valsanmartín)
05270 Ávila
Tlf: 91 861 03 95

E-mail: aurbidasoa@riosconvida.es
aems-navarra@riosconvida.es

Accede aquí a los dos Informes de las Actividades de Educación Ambiental del AUR Bidasoa: “Un día en el río… Bidasoa”

– 8 de septiembre

– 21 de julio


3) Proyecto AUR Nansa

Estudio hidrobiológico de caudales de mantenimiento del río Nansa (Cantabria)

Según la Ley de Aguas reformada en 1999 es objetivo primordial de la planificación hidrológica lograr el buen estado ecológico del Dominio Público Hidráulico. El caudal ecológico o ambiental no tiene carácter de uso y se considera una restricción impuesta con carácter general a los sistemas de explotación. Estos caudales de mantenimiento deberán fijarse en los planes hidrológicos de cuenca, siendo determinados mediante estudios específicos para cada tramo de río. En esa misma línea, la recientemente aprobada Directiva Marco de Aguas de la U.E. establece que los caudales de compensación o mantenimiento deben ser determinados mediante variables biológicas integrativas del funcionamiento ecológico del río.

Observando los extraordinarios valores naturales que albergan los valles de la cuenca del Nansa, resulta evidente que el uso industrial del agua constituye el más importante freno a un desarrollo rural integral y armónico. Un ecosistema fluvial bien conservado permitiría dar valor a nuevos recursos endógenos que aprovechados de modo sostenible beneficiarían al conjunto de la comunidad. Es necesario adecuar los derechos concesionales y el sistema de explotación existente a las disposiciones actuales en materia de medio ambiente, aplicando medidas correctoras como el establecimiento de unos caudales suficientes para el mantenimiento y la mejora del ecosistema, la restauración de la continuidad del hábitat para las especies migratorias, etc.

Teniendo en cuenta que el río Nansa pasará a formar parte como Zona Especial de Conservación perteneciente a la red Natura 2000 y de acuerdo a las directrices anteriormente citadas, el presente Estudio propone unos regímenes de caudales de mantenimiento adecuados a la restauración y conservación del ecosistema fluvial en todos los tramos regulados de la cuenca principal del río Nansa.

Leer más… (Accede)


Hacia una adecuación ambiental de proyectos hidroeléctricos obsoletos: el río Nansa, un caso práctico

La adecuación ambiental de los grandes y obsoletos aprovechamientos hidroeléctricos, muchos de los cuales fueron instalados en nuestros ríos salmoneros a fines del siglo XIX o primera mitad del XX, constituye un problema complejo de difícil solución. Esta comunicación expone el estudio de un caso práctico, el río Nansa en Cantabria, con una serie de propuestas constructivas para la restauración y puesta en valor de sus recursos naturales. A partir de un estudio hidrobiológico de caudales de mantenimiento del Nansa, realizado entre 1999 y 2001, se desprende que los regímenes de caudales actuales resultan incompatibles con la conservación y protección del medio fluvial, tanto por la ausencia de mínimos ecológicos como por el nulo respeto a las oscilaciones del régimen natural y a los ciclos vitales de las especies. Se propone, en cambio, un plan integral de restauración del río Nansa, que tenga en cuenta los diferentes intereses y puntos de vista de los varios usuarios. El plan de restauración pasa por conseguir una protección legal para todo el ecosistema fluvial, en aumentar la accesibilidad, en mantener un régimen de caudales adecuado, en incrementar la concienciación pública y en regular los diferentes usos del río (pesca deportiva, usos turísticos y recreativos). Se proponen, así mismo, varias acciones encaminadas a obtener recursos financieros para abordar dicho plan.

Leer más… (Accede)


Estrategia de recuperación del Nansa como hábitat salmonero

El río Nansa mantiene una de las últimas poblaciones de salmón atlántico de Cantabria. Pese a ser una de las cuencas fluviales mejor conservadas de la región, con una baja presión humana, a mediados del siglo XX comienza la explotación hidroeléctrica integral del río que trae como consecuencia que la población de salmón del Nansa se encuentre hoy en día seriamente amenazada. Se analizan las características de esta explotación hidroeléctrica (que afecta a la totalidad del curso principal del Nansa y a gran parte de la cuenca), los efectos que ha tenido sobre el ecosistema fluvial en general (alteración del régimen natural de caudales, pérdida de la accesibilidad para los peces migradores, incidencia sobre numerosas especies…) y el salmón atlántico en particular. Desde la puesta en funcionamiento del aprovechamiento la población de salmón atlántico ha sufrido graves alteraciones. Así, las áreas de freza y alevinaje han disminuido drásticamente y cada vez son de peor calidad, la población es cada vez más pequeña y algunas de sus características se han visto seriamente alteradas (la esperanza de vida de los salmones ha disminuido, cada vez son más pequeños y el coeficiente de sexos de la población se encuentra claramente sesgado a favor de los machos). Los intentos de recuperación del salmón en el Nansa han de pasar necesariamente por la ampliación del área actualmente accesible para la especie, ya que la población se encuentra a capacidad máxima de carga. El potencial del Nansa como hábitat salmonero es elevado si se garantiza el acceso de los reproductores a las áreas de freza históricas y un régimen de caudales adecuado. En este sentido se propone finalmente una estrategia de recuperación que permita minimizar los efectos del aprovechamiento hidroeléctrico. Así, para no comprometer la viabilidad de las poblaciones de salmón atlántico en este río, se consideran actuaciones a corto y medio plazo que garanticen la utilización de las zona de freza y alevinaje del curso medio del río y sus afluentes.

Leer más… (Accede)


El Nansa, en Cantabria. un río secuestrado

Virtualmente secuestrado durante 50 años, el río Nansa, al igual que la escasa población humana que habita sus riberas, sobrevive a duras penas a una brutal y abusiva explotación hidroeléctrica.

La construcción de las grandes presas del río Nansa a mediados del siglo XX rompe el ecosistema fluvial original en una serie de tramos aislados. Su riqueza viva es ignorada y el río pasa a convertirse en un mero instrumento de producción eléctrica, explotado de espaldas a sus comunidades biológicas y a las gentes asentadas a sus orillas. Peces migradores como el salmón, el reo, el sábalo, la lamprea marina o la anguila perdieron la mayor parte de sus hábitats de reproducción o crecimiento. También especies sedentarias como la trucha común y el cangrejo autóctono se han visto dañadas por el efecto barrera de las presas y los regímenes de caudales que impone la dictadura del kilovatio.

Leer más… (Accede)

 


4) Proyecto “Sant Pau de Segúries amb el TER” (AUR Ter)

Anteproyecto para la recuperación del río Ter (Accede)