was successfully added to your cart.
Noticias

No más presas en el río Nalón.

By mayo 30, 2019 No Comments

caleao-protest

Os contamos paso a paso los hitos más importantes y la evolución del caso de estudio del río Nalón y cómo finalmente podemos decir que el proyecto de la presa de Caleao puede considerarse definitivamente cancelado. El Parque Natural de Redes puede respirar algo más tranquilo.

Dentro del consorcio AMBER, la Universidad de Oviedo ha estado trabajando en el río Nalón como un caso de estudio. Ubicado en la parte central de la región de Asturias (noroeste de España), posee 140,8 km de longitud, un caudal promedio de 55,18 m³ y una cuenca de 3.692 km2. La cabecera de este río de montaña se encuentra a una altitud de 1.443 metros dentro de un área montañosa virgen. El río atraviesa un espacio sociogeográfico en declive económico debido al cierre de las minas de carbón y al abandono progresivo de las actividades agrícolas y ganaderas. El valle de Nalón albergaba la zona minera más productiva de la región, especialmente en la parte media del río. Hoy, solo mantiene una mina de carbón activa, “Pozo Sotón”. Después del cierre de la mayoría de las minas, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (a cargo de la gestión del río en Asturias) ha llevado a cabo varios programas de restauración en el valle del río y sus principales afluentes. Como consecuencia, en la zona media, la calidad del agua mejoró en la última década. Esto no sucedió aguas abajo, donde el río alberga la mayoría de los peces exóticos registrados en la región.

El río Nalón tiene siete presas y embalses construidos entre 1960 y 1970, dos de ellos (Tanes y Rioseco) en el tramo superior dentro de un área protegida (Parque Natural de Redes) red Natura 2000 y Reserva de la Biosfera.

En 1992 se proyectó una nueva presa aguas arriba dentro del área protegida, promovida conjuntamente por el Gobierno Regional de Asturias y CADASA (Consorcio de Aguas de Asturias). Su construcción fue aprobada por Real Decreto (Ley 9/1998) para suministrar de agua y energía, incluido el suministro de agua para las empresas siderúrgicas, y para los flujos compensatorios para mantener la biodiversidad (estaba destinado a mejorar la calidad del agua para fuera apta para los salmónidos río abajo). El proyecto se presentó en 2001, pero fue rechazado para su inclusión en el Plan Hidrológico español de ese año.

Dos años más tarde, en 2004, el proyecto de la presa se fortaleció y fue propuesto nuevamente ante el Parlamento Español y el Parlamento Regional de Asturias. Estos movimientos legislativos provocaron un debate público. El proyecto consistía en levantar una presa de 98 metros en el valle de Caleao, capaz de contener 33,4 hectómetros cúbicos para abastecer las necesidades de agua de la zona central de Asturias y las empresas siderúrgicas.

En la parte alta de Nalón y también en el resto de Asturias, surgió una amplia protesta pública contra la construcción del embalse. Las asociaciones de ciudadanos utilizaron argumentos basados en los potenciales efectos nocivos de la presa proyectada en la valiosa trucha marrón autóctona que habita en las cabeceras de los ríos; en la interrupción de los usos recreativos del río debido a descargas de agua; en la sedimentación y eutrofización del ecosistema; en los impactos en elementos del patrimonio cultural como antiguos molinos de agua, puentes romanos, iglesias medievales y sitios arqueológicos ubicados en los valles del sistema fluvial.

Además, se considera innecesario un mayor suministro de agua en Asturias debido a su clima lluvioso y húmedo. La oposición al embalse provocó manifestaciones de protesta que dieron forma a una plataforma civil creada en 2006 con la intención de defender el Parque Natural de Redes (Reserva de la Biosfera de la UNESCO desde 2001) y el valle de Caleao. Grupos de ciudadanos de toda Asturias acamparon junto al río entre el 24 y el 26 de septiembre de 2006 para celebrar una manifestación de protesta contra el proyecto de la presa. El Gobierno de Asturias envió a la Guardia Civil para controlar las actividades y evitar manifestaciones públicas. ANA (Amigos de la Naturaleza de Asturias) y La Cirigüeña, dos ONG de la plataforma, presentaron denuncias iniciales contra el borrador del proyecto, antes de su inclusión en el programa operativo FEDER.

A pesar de la oposición de los ciudadanos, el Gobierno regional continuó con el proyecto del embalse de Caleao. El proyecto se incluyó en el 2007 en el programa operativo FEDER de la UE para la región de Asturias 2007-2013. En la página 130 de este programa se dice: «Los cuatro proyectos mencionados por La Cirigüeña [presa y embalse de Caleao …] no recibirán fondos de FEDER ni de los Fondos de Cohesión, por lo que se rechazaron las alegaciones contra estos proyectos».
En 2007 y 2008, nuevamente se llevaron a cabo manifestaciones contra los proyectos y para proteger la Reserva de la Biosfera, sin informes de interferencias del Gobierno regional. En el plan hidrológico revisado de la región occidental del Cantábrico, donde se incluye Asturias (Consejo Nacional del Agua, 13 de diciembre de 2012), la construcción de la presa Caleao se incluyó en la medida denominada «Mejora del suministro de agua de la zona central de Asturias». y se presentó públicamente y por escrito. Permaneció depositado en la sede del Gobierno regional para consulta pública y alegaciones de cualquier parte privada, institución pública, ONG o individuo. El 30 de junio de 2015 expiró el período de alegaciones.
El Plan Hidrológico Nacional 2015-2021 estudió las alegaciones y las rechazó, por lo que el proyecto fue aprobado y pasó a la siguiente fase. La construcción de la presa de Caleao estaba prevista para el 2021.

Después de su aprobación, el proyecto de la presa continuó siendo muy cuestionado por las asociaciones ecologistas y conservacionistas porque afectaría al Parque Natural de Redes (Natura 2000, LIC, ZEPA, Reserva de la Biosfera) y numerosas especies protegidas. También se esperaba un conflicto entre las empresas de turismo ecológico y la nueva presa. El 11 de mayo de 2018, la Junta General del Principado de Asturias aprobó una Resolución para que el Gobierno regional de Asturias renuncie oficialmente al proyecto de la presa Caleao en el Plan de Abastecimiento de Agua. La discusión, los argumentos y los resultados de la votación se pueden encontrar en el Registro de Sesiones de la Junta General del Principado de Asturias, X Legislatura, Serie P, número 167.

La propuesta fue presentada por parte de Izquierda Unida, sobre la base de un nuevo Acuerdo entre CADASA y la multinacional siderúrgica y minera Arcelor-Mittal. En ese acuerdo existe un plan de explotación del río Narcea (cuenca Nalón-Narcea), que incluye precios especiales del agua para su fábrica en Veriña (Asturias). Dado que uno de los motivos para construir la presa era el suministro de agua para las empresas siderúrgicas, el proyecto de la presa de Caleao se sustituyó con CADASA por el nuevo acuerdo.

Tras la decisión política adoptada en el Parlamento, el proyecto de presupuesto del Principado de Asturias para 2019 presentado por el Gobierno regional el 7 de diciembre de 2018 y aprobado el 27 de noviembre de 2018 en la Junta General del Principado, reconoce el llamado Pacto del Narcea (Acuerdo de Narcea) entre Arcelor-Mittal y CADASA. Permitiendo a CADASA disponer de los 60 millones de euros retenidos para la construcción del embalse de Caleao para ejecutar nuevas obras. El documento se puede encontrar aquí.

Con esta disposición final, el proyecto de la presa de Caleao puede considerarse definitivamente cancelado. Las aguas del río Nalón pueden seguir fluyendo.

Autor:
Eduardo Dopico. Universidad de Oviedo (Asturias-España)

Información relacionada:


Jornada sobre conectividad fluvial en cuencas mediterráneas andaluzas | Estudios de caso AMBER | Más noticias AMBER en español

!cid_image003_gif@01D2F708AMBER-line