Cuidamos de nuestros rios

Tristemente se producen agresiones de forma demasiado habitual a los ríos. Por ello, uno de los pilares de la lucha de AEMS Ríos con Vida se centra en la actividad que realiza nuestro equipo jurídico, que con la ayuda de los distintos Comités/Entidades Locales y personas colaboradoras, presentan denuncias penales y administrativas ante las autoridades competentes cuando se percibe una agresión al ecosistema fluvial.

Gracias a nuestra actividad en el Derecho Ambiental, se consiguió la   la primera condena por delito ecológico de la historia de España, por unos vertidos en el río Villahermosa (Castellón) en 1983. Asimismo, hemos sido pioneros al lograr la primera jurisprudencia del Tribunal Supremo sobre caudales de mantenimiento que han de liberar las centrales hidroeléctricas, gracias a nuestro pleito sobre las presas de Unión Fenosa y Navarro, S.A. en el Parque Natural del Alto Tajo (Guadalajara).

Si detectas irregularidades en los ríos o quieres colaborar para mantener nuestros ríos sanos:

¡contacta con nosotros!

¡¡¡ participa!!!

Es la puesta en conocimiento de las autoridades competentes, administrativas o penales, de un supuesto hecho infractor del ordenamiento, en este caso, de aquellos que atenten contra los ríos y humedales.

Con una exposición de los hechos lo más exacta posible: vertido, dragado, furtivismo, desecación de río, por ejemplo, y su localización, supuestos autores o fecha y hora de comisión. Cuanta más información se dé, mucho mejor. Es muy conveniente acompañarla de fotografías o vídeos.

Cualquiera. Es más, todo ciudadano está obligado a poner en conocimiento de las autoridades un supuesto hecho infractor.

Generalmente son administrativas, dirigidas a las Confederaciones Hidrográficas u otro organismo de cuenca; además de a las oficinas ambientales de las Comunidades Autónomas. En caso de duda por los problemas competenciales que tanto lastran la eficacia de la Administración, basta con dirigirse al SEPRONA o a las secciones ambientales de las policías autonómicas. Ellos levantarán acta y se dirigirán convenientemente a la autoridad competente. También las hay penales, aquellas por cuya gravedad sobrepasan los límites administrativos y caen en el campo del Código Penal. RÍOS CON VIDA denuncia los casos más graves ante las Fiscalías de Medio Ambiente.